inMoobi | Blog

¿Cómo encontrar buenas inmobiliarias en Colombia?

Saber cuáles son las mejores inmobiliarias de Colombia no es un trabajo fácil. En el mercado existen miles y de todos los tamaños: grandes, medianas, pequeñas y de “garaje”. Por otro lado, hay otra cantidad importante de agentes independientes tratando de pescar en río revuelto. La tarea se vuelve tan abrumadora, que muchas veces los propietarios terminan vendiendo su inmueble ellos mismos, lo cual, puede resultar en una pérdida de tiempo, dinero y esfuerzo. Y eso sucede porque no cuentan con las plataformas de comunicación, la capacidad comercial para gestionar prospectos, ni el conocimiento administrativo que exige el cierre del negocio.

 

Lo ideal siempre será dejar en manos expertas la comercialización y administración de una propiedad. Y claro, la pregunta es: ¿Cómo escoger una inmobiliaria seria, efectiva y eficiente? Por eso quiero compartir con ustedes siete tips para identificar las mejores inmobiliarias de Colombia, resultado de la experiencia que he tenido como usuario y como agente de bienes raíces:

1) LAS MAS GRANDES NO SON SIEMPRE LAS MEJORES

En el mercado hay inmobiliarias tradicionales que llevan 50 años en el mercado. Y si bien son expertas y renombradas, su servicio es cuestionando hoy en día. Eso se debe a que gestionan tantos clientes que terminan codificándolos y despersonalizando la relación. En Colombia existen actualmente formatos más pequeños que tienen tiempo para preocuparse por la necesidad de su cliente. Es ahí donde radica el éxito de una gestión inmobiliaria: quédense con quien los escuche, no con quien más les hable.

2) ASEGURENSE QUE LA INMOBILIARIA COBRE LO CORRECTO:

En Colombia se estableció, no como política, sino como costumbre, el 3% del valor del inmueble si está ubicado en zonas urbanas. Para inmuebles rurales, la comisión es del 5%. En arriendos hay dos modalidades: un canon de arrendamiento por conseguir el arrendatario, o el 10% del canon cada mes que la inmobiliaria administre el inmueble. Sospechen de quien cobre más o quien cobre menos, especialmente de este último.

3) TIENE QUE JUSTIFICAR EL COSTO DE LA COMISION

Si la inmobiliaria es buena, va a ayudarlos a elevar el valor percibido de su inmueble, resultando en una ganancia extra. También contará con amplios canales de difusión y venderá su vivienda más rápido, lo cual a la larga se traduce en un ahorro. Por otro lado está la seguridad; una inmobiliaria repele ladrones, mientras que el propietario incauto, es presa fácil. Y por último, está el acompañamiento legal, notarial y bancario, que si bien es su responsabilidad tener todo al día, es la inmobiliaria la que debe hacer los trámites.

4) GOOGLEAR

Digiten en Google el nombre de las inmobiliarias que ustedes recuerden; puede resultar de gran utilidad para decidirse por la que esté legalmente constituida, la seria y la transparente. Si no recuerdan ninguna, digiten las mejores inmobiliarias de Colombia. Busquen los comentarios y opiniones que otras personas dejan en la redes sociales. Asegúrense que tengan una dirección y teléfono de oficina. Si tienen un portal inmobiliario, mejor todavía. Muchas hasta presentan a su agentes con fotos. Piensen: así como se promocionan ellos mismos, así promocionarán su propiedad. Quien no se muestra no vende.

5) BUSQUEN TECNOLOGIA

El aviso de ventana no es tan efectivo como antes; la gente ya no tiene tiempo de recorrer barrios, tampoco ánimo para sumergirse en los trancones de la ciudad. Las búsquedas inician en Internet. Las inmobiliarias que no la aprovechen y no tengan una presencia comercial fuerte, están destinadas al fracaso. Los portales inmobiliarios sirven, pero no es suficiente. Una inmobiliaria debe hacer uso inteligente de la tecnología y de Internet para ofrecer probabilidades más altas de vender o encontrar el inmueble de sus clientes. Las aplicaciones para celular y el uso de drones para lograr un mejor registro de los espacios interiores, marcarán la tendencia en términos de comunicación.

6) SER ES MEJOR QUE SABER

Yo personalmente prefiero un agente inmobiliario con carisma, empatía y cordialidad, que uno con 30 años de trayectoria profesional que a la luz de su experiencia sienta que me está haciendo un favor. Una inmobiliaria que tenga cierta pericia técnica en la administración de bienes inmuebles, es más que suficiente.  El resto corre por cuenta de la calidad de personas que ejerzan la actividad comercial.

7) LA CAIDA ESTA EN EL DETALLE

Una inmobiliaria responsable se preocupa por la apariencia de la propiedad que le consignaron y se esmera por elevar su valor percibido. La fotografía, descripción y especificaciones deben ser elaboradas con cuidado. Los agentes deben sugerir cambios o adecuaciones que acentúen los atributos del inmueble. Por ejemplo: deben tener en cuenta la hora más conveniente de mostrarlo, el olor, el recorrido, la ventilación, etc. Así mismo, conocer el barrio y localidad para que pueda expresarse con seguridad sobre valorización, precio del metro cuadrado, comercio, parques, iglesias, POT y vías de acceso.

La tecnología está transformando la forma en que adquirimos bienes y servicios. La tendencia es desintermediar las relaciones comerciales y lo vemos todos los días en compañías como Ebay, Voice Bunny o Tappsi en Colombia. En Japón por ejemplo, carros y motocicletas se están empezando a vender directamente por Internet, marginando a los concesionarios tradicionales. No obstante, las transacciones de bienes inamovibles no han podido marcar el paso debido a su naturaleza y lo que representa para las personas. Los riesgos, los costos de la publicidad y el conocimiento técnico siempre estarán sobre la mesa. La intermediación es necesaria.

Identifiquen las mejores inmobiliarias de Colombia siguiendo estas prácticas recomendaciones y les aseguro una experiencia positiva para cada una de las partes. Es así como se hacen los buenos negocios.

 

 

Contacto inmoobi messenger